PORQUÉ NO QUIERO SER PRINCESA

Hace muchos, muchísimos años, tantos que la memoria no me alcanza, los hombres y las mujeres, los mayores, para ser más exactos, hicieron una tontería...

-¿ Una tontería? Mama, ¿no me digas que los mayores hacen esas cosas?-

Si, si, ya lo creo, escucha y veras lo que te cuento.

Como te decía, hace muchísimo, al principio de los tiempos, se decidió que el hombre más guapo, alto y valiente, tenia que ser Rey, su esposa Reina y sus hijos: príncipes y princesas Puffffffffffff, menudo lió, porque había muchos, muchísimos guapos, valientes y altos y, como no, todos querían ser reyes.

¿ Cómo lo encontraron? Pues fácil. A porrazos hasta que gano uno.

Nadie recordó en aquellos momentos que lo más lógico es que fuese el más listo. ¿ No estas de acuerdo?

De esta forma apareció el primer Rey, y claro, la primera Reina y los principitos.

Los años fueron pasando y los hijos de los reyes, al morir el padre, ocupaban el trono y pasaban a ser el Rey. Los príncipes y las princesas solo tenían que ocuparse de estar guapos, ellos no tenían que preocuparse de hacer trabajos, Lo hacia la gente del pueblo. Unos hacían el pan y los bollos, otros erraban los caballos, muchos aprendieron a hacer casas, a sembrar la tierra y recoger patatas, tomates... en fin, que todos sabían hacer un poco de todo, menos los príncipes y princesas que solo estaban guapos.

-Mama, y, ¿ no estudiaban? -

Quita, quita, para eso estaban los que sabían hacerlo, ellos los mandaban, eran sus vasallos y solo tenían que mandarlo para que escribiesen , les hicieran la cuentas y todo el trabajo.

-¡Ahhh! Y ¿ entonces, qué hacían?-

Nada, estar guapísimos y buscar alguien con quien casarse para que después fuese, con él o ella, rey o reina.

¿ Sabes lo que ocurrió? Pues que algunos y algunas, gente del pueblo sin mucha inteligencia, decidieron que en lugar de aprender iban a dedicar su tiempo en ponerse bellísimos para ser los escogidos y casarse con unos de ellos. Es decir, olvidaron aprender cualquier oficio. Solo se miraban al espejo para estar bonitos. Y no creas que fueron pocos, fueron un montón, el negocio era redondo, si te casabas con un príncipe, ya no trabajabas nunca más, pero... ¿ te imaginas lo que sucedió? Pues que los no elegidos, no habían aprendido hacer nada y no sabían trabajar para ganarse el pan de cada día. Así que guapos y todos, empezaron a ser mendigos y pedir por las calles para poder comer y vestirse.

Pero, eso no fue lo peor, lo más terrible, fue cuando algunos pensaron que ellos también podían ser el Rey, entonces si que se formo un buen lió. Llego un momento que fueron tantos los que querían serlo, que volvieron a luchar a porrazos y cada vez que salía uno victorioso, el antiguo, ale, a la calle, sin saber hacer nada. El muy tonto decía “ Yo fui el Rey” o “ Yo fui la princesa, tenéis que hacerme la casa y darme de comer “ Al principio, como eran tan guapos, la gente los acogía y les tenia en casa, pero... poco a poco, se daban cuenta de que ser Rey príncipe o princesa no era suficiente para tenerlos a la sopa boba y les decían, “ si quieres comer, tenéis que trabajar “ y los ponían hacer las camas y a fregar los suelos o, a aprender hacer algo. Mientras, los niños del pueblo que desde pequeños tuvieron que estudiar y hacer cosas, llegaron a ser médicos y curar personas, a levantar castillos sin que se cayeran, a escribir cuentos para que otros aprendieran a leer. A levantar puentes para cruzar los ríos, hacer pan, hacer muebles... en fin, a trabajar, para ser libres y buscar su destino...

¿ Lo entiendes? Estar muy guapo y no saber hacer nada, no es lo que las personas inteligentes buscan... No mi niña, nadie quiere ser princesa o príncipe y ser idiota.

¿ Nadie, mama?

Nadie... bueno, deja que piense... Ah si, claro, los que no piensan, los tontos, los idiotas, los que quieren que los demás trabajen y ellos solo miran. Los que después se mueren de hambre o para comer pegan y castigan a sus semejantes. Son, las malas personas que terminan en la cárcel.

Te diré un secreto Alejandra: Todos somos príncipes y princesas para las personas que nos aman, la magia nos convierte, desde la inteligencia, en todo lo que soñemos. Solo necesitamos la voluntad de querer lograr, lo más bonito y difícil que el hombre puede llegar a ser: ¡ PERSONA!.

Tashano

Imagen:Sir John Everett Millais

5 comentarios:

Montse dijo...

Acabo de poner a Belén a mi lado para que lo leyera. Cómo está en una edad todavía algo difícil, sólo ha sonreído, pero eso significa que la historia ha llegado a su destino.

Gracias por tu dedicación a todos nosotros, dejándonos perlas maravillosas. Yo le hablo de muchas cosas pero leerte a ti ha sido muy definitivo. Cuando ha llegado al final, ha preguntado: ¿quién es Tashano? a lo que he respondido: una amiga y mama de estos gatos y ya se ha quedado prendada con tus "ninis".

Besitos preciosa

despe dijo...

magnifica ensenanza precioso relato buenos dias y un beso Tashano la despe.

Kiu dijo...

realmente es muy bonita la historia, sí k es kurioso ^w^
Saluditooos ^w^

Birdelo dijo...

Hola Tashano.

Ando de visita como siempre!!!.

Tashano dijo...

Montse, me alegra que te haya servido la historia...bueno a ti no, a tu hija, a la mía también le sirvió.

Un besazo.

Despe:
Gracias por el comentario , como siempre te debo una visita, creo que mañana lo podre hacer , un besazo.

Kiu:
es una historia que le contaba a mi hija. hace ya años.
Un besito.

Birdelo:
Hola cielo, yo hoy no visito a nadie, estoy de ensayos con el Blog,ya veré si no me lo cargo!!!!
Un besazo.