EL PRINCIPIO 90/10


¿Cuál es este principio? El 10% de la vida está relacionado con lo que te pasa; el 90% de la vida está relacionado por lo forma en como reaccionas.
¿Qué quiere decir esto? Nosotros realmente no tenemos control sobre el 10% de lo que nos sucede. No podemos evitar que el carro se descomponga, que el avión llegue tarde, que un conductor puede obstaculizar el tráfico. No tenemos control de este 10%. El otro 90% es diferente. Tú determinas el otro 90%.
¿Cómo?...Con tu reacción.
Tú no puedes controlar el semáforo en rojo, pero puedes controlar tu reacción. No dejes que la gente se aproveche de ti. Tú puedes controlar como reaccionas.
Usemos un ejemplo.
Estás desayunando con tu familia. Tu hija tira una taza de café y chispea tu camisa de trabajo. Tú no tienes control sobre lo que acaba de pasar. Lo siguiente que suceda será determinado por tu reacción. Tu maldices. Regañas severamente a tu hija por que te tiró la taza encima. Ella rompe a llorar. Después de regañarla, te volteas a tu esposa y la criticas por colocar la taza demasiado cerca de la orilla de la mesa. Y sigue una batalla verbal. Tú vociferando subes arriba a cambiarte la camisa. Cuando bajas de regreso, encuentras a tu hija demasiado ocupada llorando terminándose el desayuno y estar lista para la escuela. Ella pierde el autobús. Tu esposa debe irse inmediatamente para el trabajo. Tu te apresuras al carro y llevas a tu hija a la escuela. Debido a que tú ya estas atrasado, manejas 40 millas por hora en una velocidad máxima de 30 millas por hora. Después de 15 minutos de retraso y obtener una multa de tráfico por $60.00, llegas a la escuela. Tu hija corre a la escuela sin decirte adiós. Después de llegara la oficina 20 minutos tarde, te das cuenta que se te olvidó el maletín. Tu día empezó terrible. Y parece que se pondrá cada vez peor. Ansias llegar a tu casa. Cuando llega a tu casa, encuentras un pequeño distanciamiento en tu relación con tu esposa y tu hija.
¿Por qué? Debido a como reaccionaste en la mañana.
¿Por qué tuviste un mal día?
a) ¿El café lo causó?
¿Tu hija lo causó?
c) ¿El policía lo causó?
d) ¿Tú lo causaste?
La respuesta es la "d"
Tú no tenías control sobre lo que pasó con el café. Los 5 segundos de tu reacción fue lo que causó tu mal día. Te presento lo que debió haber sucedido.
El café te chispea. Tú hija está a punto de llorar. Tú gentilmente le dices: "esta bien cariño, solo necesitas tener más cuidado la próxima vez". Después de agarrar una camisa nueva y tu maletín, regresas abajo y miras a través de la ventana y vez a tu hija tomando el autobús. Ella voltea y te dice adiós con la mano.
¿Notas la diferencia? Dos escenarios diferentes. Ambos empezaron igual. Ambos terminaron diferente.
¿Por qué? Tú realmente no tienes control sobre el 10% de lo que sucede. El otro 90% se determinó por tu reacción.
¿El resultado? Millones de personas están sufriendo de estrés, sufrimientos, problemas y dolores de cabeza que no valen la pena. Por nuestro bienestar, todos debemos entender y aplicar el principio 90/10.

Autor: Stephen Covey

3 comentarios:

despe dijo...

el 90/10 excelente entrada y fijate que interesante inconsientemente nosotros nos damos cuenta de esto pero nuestro consiente no,inconsientemente despues de un momento de haberte quemado con el cafe por ejemplo maldices el cafe pero no al nino o persona adulta que lo haya tirado sin querer,y consientisandose la situacion solamente te levantas te cambias y aqui no se ha roto nada.buen post beso despe

Tashano dijo...

Pues si que es verdad,siempre tiene la culpa el café, y así con todo....

Me alegra que te haya gustado la entrada.

Un besito de chocolate

Montse dijo...

Es cierto. A mi me pasa, mucho menos que antes, pero reconozco que en ocasiones aún caigo en ese error.

Y al final, por una chorrada,acabas consiguiendo un día para olvidar, para uno y para todo el que le ha rodeado.

Me ha gustado un montón preciosa

Besitos encanto